Salir en Lisboa

Lisboa transmite la sensación de ser una ciudad tranquila, armoniosa, pausada, … pero como toda gran capital posee una agitada vida nocturna. Vamos a ver algunos de los lugares más interesantes para tomar una copa y disfrutar de un ambiente nocturno siempre acompañado de buena música.

 

80. Clube Ferroviario

Junto a la estación de Apolonia y de la discoteca Lux, en la ribera del Tajo tenemos el Clube Ferroviario. Dispone de un pequeño salón y sobre todo de una amplia terraza con unas privilegiadas vistas al río. Entre sus peculiaridades encontramos que sus asientos son originales de trenes, haciendo honor a su nombre.

Y no sólo es un lugar para la fiesta, aprovechando las vistas de su terraza es un sitio perfecto para comer, cenar o ver el atardecer acompañado de amigos, de la pareja y de un Gin tonic, un Beirao o una caipirinha. Reservar siempre es una opción muy recomendable. Recordemos eso si que es una disco terraza por lo que estaremos acompañados de buena música, incluyendo DJs nacionales, conciertos de todo tipo de música e incluso sesiones de cine al aire libre.

Entrada: Algunas veces nos pedirán que abonemos entre 5 y 10 € para acceder, que bien merecen la pena ya que es un lugar muy recomendable. No hay reglas estrictas de vestimenta. Los precios en general no son bajos, pero tampoco es cualquier lugar. Terraza, DJs, conciertos en directo, grandes vistas y buen ambiente es una combinación que justifica los precios.

Horario: abierto hasta las 3.00am

81. Bar Number Two (É pra poncha)

En la Avenida 24 de Julho número 82, cerca de la plaza del comercio  y de la estación de Santos, encontramos el Bar Number Two. Es un  local donde, a unos escasos metros del Tejo, puedes bailar buena música, tomar copas y probar cóckteles de Madeira, de los que destacan especialmente dos:

  • las Ponchas, que es una bebida típica de Madeira hecha de aguardiente de caña de azúcar, miel y zumo de limón
  • las Nikitas se trata de una bebida dulce hecha a base de cerveza o vino blanco, helado (suele ser de vainilla) y trozitos de piña.

Al number two  es aconsejable llegar temprano ya que estará abarrotado durante los fines de semana y puede ser difícil entrar más allá de las 1.00am. Característico por los arcos que están encima de la barra y la iluminación en tonos azules y violetas, es un local famoso además por las fiestas temáticas que se celebran, como puede ser Halloween, Carnaval, Santo Antonio,…. Los precios de las copas oscilan entre los 5,00€ y los 9,00€ dependiendo de la marca elegida.

82. A Capela

En pleno Barrio Alto, en la rua da Atalaia 45, encontramos este disco bar con tan peculiar decoración: grandes cuadros en las paredes y sillones de época . Es un buen lugar (no turístico) para empezar  tomando la primera copa de la noche ya que podrás sentarte a charlar mientras escuchas los primeros temas de la noche y poco a poco se irá ambientando hasta alcanzar temazos con música techno, house, … y de jueves a sábado con DJs pinchando dub, drum and bass . Algunos como Matias Aguayo, Monolake, Marcus Nicolai, Arttu alias Protuberancia, Pablo Valentino, Jerry el gato han pasado por allí. Horario recomendado entre 11.00pm y 1.30am.

#Lisboa #Portugal #easter #thursdaynight #gintonic

A post shared by DanielRecc (@daniel_recc) on

83. Incógnito

Situado en la Rua Poiais de Sao Bento 37, unos 10-15 minutos andando desde la plaza de Camoes en el Barrio Alto en dirección Oeste. Es un local angosto, con poca iluminación donde podrás escuchar música indie, pop de los 80 y 90 y cualquier otra música alternativa. Es una buena opción para tomar la última copa de la noche ya que cierra bastante tarde y se empieza a ambientar en torno a las 1.00 am. El precio de las bebidas oscila entre los 5,00€ y los 8,00 €.

84. Music Box

Situado en Rua Nova do Carvalho, en la zona de Cais de Sodré, Music Box es quizás una de las mejores salas de la ciudad para disfrutar de un concierto o de una sesión de DJ.

Podrás escuchar música de todo tipo desde experimental, noise, rock psicodélico, jazz y por supuesto música electrónica de DJs de cierto prestigio.

85.  Bora Bora / Tangaroa Hawaian Bar

¿Quieres una noche divertida, más tranquila y diferente? Entonces tienes que ir a Bora Bora / Tangaroa. Es un bar al que merece la pena ir de vez en cuando para encontrar algo distinto al resto de los bares de copas de la noche. Aquí no encontrarás DJs, ni conciertos, en cambio encontrarás tranquilidad para charlar con los amigos mientras tomas una bebida o disfrutas de una cachimba. Cuando ciertamente queremos pasar una noche diferente. Y es que Tangaroa es un bar de copas con una decoración típica del Pacíifico, influencias Hawaianas y Polinesias. Sus paredes están dominadas por unas máscaras gigantes. Sus copas, cuyos precios orbitan los 7,00€, son bastante peculiares ya que son servidas en copas que representan máscaras de los Dioses y muchos de ellos desprenden, literalmente, humo. Hay cóckteles que se piden para compartir ya que son bastante grandes.

Está situado muy cerca de la parada de metro Alameda, en la calle Almirante Reis núm. 194 y a veces obsequian a las mujeres con una rosa a la salida.

86. Europa

Conciertos de rock en directo, sesiones de DJs,……..Este local se encuentra en la misma calle que Music Box, en la Rua Nova de Carvalho y es una discoteca que no te dejará indiferente. La decoración del local es bastante arcaica y hasta su exterior no es nada apetecible, por lo que puede que al pasar por su puerta pienses que tipo de lugar es ese y decidas no entrar. Pero en Lisboa la decoración del continente no está reñida con la calidad del contenido, por lo que si quieres escuchar buena música electrónica debes perder los prejuicios y entrar ya que cuentan con DJs invitados todos los fines de semana destacando sus sesiones de minimal y drum and bass. No te arrepentirás.

 

87. Bar Havana

Situada en la zona de marcha de las Docas (el puerto deportivo) encontramos entre muchos bares de copas el bar Havana. Podemos cenar comida cubana aunque es más recomendable para salir. Aquí debemos tener cuidado con las vestimenta ya que son bastantes estrictos en la selección de la entrada. Indispensable si queremos disfrutar un mojito hecho con un buen ron Havana y escuchar ritmos cubanos y latinos, bailar salsa, bachata y algo de reggaeton.

Se pueden hacer reservas directamente en su página web.

88. Plateau Club Lisboa

Volviendo a la zona de Santos, junto al bar number two, encontramos una de las discotecas más antiguas de Lisboa. Localizada en Escadinhas da Praia número 7, es la típica discoteca con su bola en el techo donde se puede escuchar canciones pop rock de los años 80 y 90. Los días de más afluencia de público sin duda son los fines de semana aunque siguen teniendo una “noche de las chicas” entre semana. Abierto desde las 23.00 hasta las 5.00, hay que pagar una entrada de unos 7,00€ que te da derecho a una copa. Una vez dentro, los precios de las bebidas son elevados, unos 4,00€ por una cerveza y más de 7,00€ las copas por lo que pagar el peaje de entrada no está tan mal.

89. Lux

En la zona de Santa Apolonia, a escasos metros de Clube Ferroviario, encontramos Lux, probablemente la mejor discoteca de Lisboa, también con su bola de techo, pero más moderna que Plateau y con más caché, ya que tanto la música como el ambiente que se respira desprende cierta clase y estilo, y en ella puedes encontrar a personajes famosos de la vida lisboeta.

Y es que el ambiente de Lux mola bastante. Aparte de que sus DJs residentes pinchan buena música, también celebran conciertos con DJs y grupos europeos de cierto prestigio. En su página puedes encontrar la cartelera con las próximas actuaciones. Igualmente tienen una App que puedes descargarte tanto en iOs como en Android.

Si tienes pensado visitarla debes tener especial cuidado con tu vestimenta ya que son bastante rigurosos y estrictos con ella.

Como curiosidad Uno de sus socios es el actor John Malkovich.

 

34. Pavilhão Chinês

Para terminar con este listado de bares y discotecas para salir en Lisboa, vamos a citar de nuevo a Pavilhão Chinês.  Aparece en la página de Bairro Alto. Es un museo hecho bar o bar convertido en museo,  dispone de múltiples salones con distintas decoraciones y colecciones de todo tipo. Otro sitio bastante kitsch por el que darse una vuelta y tomar un excelente café o una buena copa mientras uno puede escuchar un fado improvisado. Imprescindible visitarlo.