Belem

Belem es un barrio más de Lisboa, aunque antiguamente fue una ciudad que nació del asentamiento en la playa de Restelo desde donde partieron múltiples expediciones y descubridores como Vasco da Gama. Lugar recomendable para pasar una tarde, merendando en su famosa pastelería, paseando por sus jardines y por el paseo marítimo mientras visitas el monumento a los descubridores y su emblema, la torre de Belem. También es de obligada visita el Monasterio de los Jerónimos.

15. Pasteis de Belem  R. Belém 84-92, 1300-085 Lisboa +351 21 363 7423    www.pasteisdebelem.pt

Es algo parecido al Flameado de Moe´s de Los Simpsons, puedes encontrarlo en cualquier punto de Portugal, pero los originales nacieron en esta pastelería.

Cuando llegues seguro que encontrarás una gran cola. No te alarmes, es para comprar para llevar. Entra y busca sitio en alguno de sus 4 salones, el último es inmenso. Sólo tendrás que esperar unos 5 minutos para que alguien deje su mesa.

No recomiendo comprarlos para llevar pues el hojaldre que lo compone se pasa y pierde su encanto.

Son pasteles para comer “in situ” y luego compartir la experiencia con todo lujo de detalles con los amigos.  Echa un poco de canela y de azúcar glasé encima de ellos y a comer! No olvides acompañarlos con un buen café…..

16. Monasterio de los Jerónimos  www.mosteirojeronimos.pt 

Entrada gratuita los primeros domingos de cada mes, además de para personas acreditadas como profesores,  desempleados de la Unión Europea, … su entrada normal son 10€ aunque puedes comprar entradas conjuntas con otros monumentos:

Mosteiro dos Jerónimos / Torre de Belém: 12 €

Mosteiro dos Jerónimos + Torre de Belém + Museu Nacional de Arqueologia: 16 €

Mosteiro dos Jerónimos + Museu Nacional de Arqueologia: 12 €

Cais da História: Mosteiro dos Jerónimos + Torre de Belém + Museu Naciona de Arqueologia + Museu de Arte Popular + Museu Nacional de Etnologia + Museu dos Coches: 25 €

17. Torre de Belem

Sin duda el monumento más famoso de Belem. Patrimonio de la Humanidad y de estilo manuelino, esta torre fue construida en 1516, e inicialmente fue una defensa de la ciudad, luego pasó a convertirse en una prisión, faro y finalmente como centro de recaudación de impuestos para ingresar a la ciudad.

Curiosidad: sobre la parte exterior Oeste de la torre hay un rinoceronte, como recuerdo de un regalo del gobernador de la la India portuguesa, Don Afonso de Albuquerque al rey Manuel I

18. Monumento a los descubrimientos 

Se conoce como Padrao dos decubrimientos, construido en 1960 en homenaje a Enrique el Navegante aunque están representados 33 figuras de la época dorada de Portugal, entre los que cabe destacar: Luis de Camoes, Vasco da Gama, Bartolomeu Dias (descubridor del cabo de buena esperanza) y Afonso de Albuquerque.

19. Museo Nacional de Carruajes

Museo situado en Belem, sólo es recomendable visitarlo si tienes tiempo suficiente o si eres un enamorado de estos majestuosos carruajes.