El Gallo de Portugal

Alguna vez nos hemos preguntado qué es el gallo de Portugal o por qué vemos en casi todas las tiendas de souvenirs un gallo. Bueno, como ocurre con el Gallo de Morón, el Gallo de Portugal o también Gallo de Barcelos tiene una leyenda que vamos a contar aquí, aunque existen varias versiones.

Estamos en el siglo XIV y un peregrino se dirigía a Santiago de Compostela e hizo parada en Barcelos. Se quedó a dormir en una posada y durante la noche, estando en dicha posada, la posadera se enamoró del peregrino, pero éste no tenía ninguna intención con ella al tratarse de un viaje de penitencia.

La posadera, viendo como era rechazada por el peregrino, despechada, tomó la decisión de vengarse de él, colocando en su bolsa unos cubiertos de plata para que fuera acusado de ladrón.

Al día siguiente, antes de retomar su camino, el peregrino fue acusado de robo y llevado ante el alcalde de la ciudad de Barcelos que estaba a punto de empezar a comer con unos amigos. Éste, después de comprobar que efectivamente el peregrino llevaba los cubiertos de plata consigo, lo envió a la horca por robo. El peregrino juró que jamás cometió ese robo y cuando estaba siendo llevado del salón de la casa del cacique donde fue sentenciado, observó que el alcalde estaba a punto de comer un gallo asado. Entonces, tuvo una premonición y gritó:

“Soy inocente y como prueba de ello, ese gallo asado se levantará y cantará demostrando mi inocencia”

El peregrino fue llevado a la horca y efectivamente, justo antes de empezar a comer el alcalde, el gallo inesperadamente se levantó y cacareó. Inmediatamente el alcalde salió corriendo hacia la plaza donde estaba siendo ahorcado el peregrino, pensando que había llegado tarde pero asombrosamente la soga estaba floja porque Santiago estaba sosteniendo al peregrino por los pies.

El peregrino al salvarse juró que volvería después de su peregrinación y así fue, volvió y clavó una cruz para que fuera recordada su historia.

En la ciudad de Barcelos, próxima a Braga, al norte de Portugal, se puede visitar el Museo  Arqueológico donde está la cruz medieval del peregrino así como un grabado donde se representa el momento en el que Santiago sostiene en la soga al acusado.

Y es por este motivo por el que el Gallo de Barcelos es símbolo de Portugal.

Os dejo también una canción de los Lunnis con Lucrecia dedicada al Gallo de Barcelos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *